Estas ganas de verte

Tú eras poesía
y yo moría por leerte.

Lo recuerdo,
era una tarde de septiembre
cuando nos vimos
 por primera vez.
No soy buena actriz,
intente despistarte pero
los nervios tenían el protagónico
y mis ojos luchaban por
no mirar.

No era lo que hablabas,
era la forma en que lo hacías,
no era el perfecto café de tus ojos,
era la forma en que me veían,
no era el grueso de tus labios,
era la forma tan absurda en
que los deseaba,
No era el lugar, eras tú.

No era la forma en que
tus manos dibujaban
mi silueta,
era la valentía con la que
envolvían mi cintura.
No era lo tibio de tus besos,
era la forma en que
me dejaban sin aliento.
No era el fuego de nuestros
cuerpos unidos,
era el infierno que
desataban.

No, no me dan miedo estas
ganas de verte,
lo que me asusta es que
no se vayan jamás.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s