Me gusta acordarme de ti

Captura de pantalla 2019-06-27 a la(s) 16.14.35

Me gusta acordarme de ti, de nosotros. Pero ya no como una espina que lastima y sangra, sino como una buena canción de amor; esa que te sabes de memoria y la taradeas todo el día, la que repites en varias ocasiones porque te trae buenos recuerdos y te hace sonreír.

Me gusta acordarme de nosotros, porque fuimos valientes; valientes al amarnos como locos y también al déjanos ir. Porque a veces quiere más el que se marcha. El que entiende que es de cobardes quedarse donde queda poco.

Me gusta acordarme de nosotros porque fuimos una bonita fotografía entre miles de paisajes. Un montón de sueños bordados en la funda de la almohada. Fuimos grandes olas de mar que nunca pudieron llegar a la costa. Fuimos el grito más fuerte que al final nos dejó mudos.
Tal vez no te vuelva a ver. Y quizás nunca me pregunten por ti. Pero que bonito es saber que en tus páginas esta escrito mi nombre.

SÍGUEME EN : Denisse Cuamatzin
.

Anuncios

Abuelito Andrés

25182182_1783593175266527_5433239252969160467_o

Abuelito, te recuerdo inmenso,
fuerte y tan lleno de vida,
recuerdo mirarte y sentirme segura.

Te recuerdo sentado en aquella banca
donde nos narraste grandes historias
de tu arduo camino por la vida,
también donde pasamos horas aprendiendo
juegos y bonitas canciones,
esas que nunca voy a olvidar.

Recuerdo tu voz recia y firme,
me sé de memoria el discurso
que nos dabas antes de reconocer
nuestro esfuerzo con una moneda.
También recuerdo tu risa escandalosa
a la hora del desayuno,
¿Cómo podría olvidarla?
Aún te escucho bajito.

Abue,
la casa ya no se ve como contigo,
ni silba como tú lo hacías,
se siente fría, deshabitada, taciturna,
la madera ya no cruje desde que la música
de tu radio dejó de escucharse,
y estoy segura que los pajaritos dejaron
de cantar porque tú te fuiste.

No cabe duda de que dejaste tu esencia
en cada uno de nosotros,
tú nos enseñaste a luchar y a trabajar duro
por nuestros sueños.
A disfrutar de las simplezas de la vida y a
sentirnos orgullosos de nuestras raíces.
Nos alentaste a practicar basketbol
y a amar la cancha.
A disfrutar de un atardecer en la sierra y a
entender con valentía el arte de vivir.

Estoy segura de que nos volveremos ver y
te contaré que fui poeta,
que solté el balón cuando mis articulaciones
dejaron de responderme y que luche por mis derechos.
Que seguimos los pasos de todas tus enseñanzas y valores,
siempre serás mi más grande ejemplo de vida.

Al final, recuerdo la paz en tu mirada;
se fue con tu último suspiro.
Y donde quiera que estés ahora, quédate
tranquilo, estamos bien,
somos un equipo gracias a ti.
Te amo papá.

Sígueme en: Denisse Cuamatzin

Completa

Captura de pantalla 2019-06-02 a la(s) 21.53.50.png

No me gusta que me regalen flores, son preciosas pero se marchitan.
Prefiero el vino tinto porque los labios del pecado a menudo te atragantan.
No entiendo porque el que se enamora se vuelve ciego, si el amor sabe a libertad.
Me gustan más los días lluviosos porque me recuerdan que a veces no es necesario llorar y que la brisa también nos da paz.
Prefiero los poemas anónimos y los dulces sin tarjeta porque me aterran las declaraciones de amor.
Me gusta caminar por la banqueta, uno nunca sabe cuando el suelo se convierte en agua y te ahoga.
Prefiero el café cargado por las mañanas porque las noches se hicieron para soñar.
Me gusta cuando la arena del mar se besa con las olas y rompen el silencio.
Me gusta pensar que los grises también son parte del paisaje, que la primavera sólo es una estación del año y que hasta el invierno más intenso te puede dar calor.
Lo cierto es que deje de creer en cuentos de hadas y me puse armadura; nadie puede partirte en gajos si te sientes completa.
.
Sígueme en: Denisse Cuamatzin